Casos de uso de 5G: comprender los beneficios a corto plazo para los
trabajadores remotos de la actualidad.

Jason Leigh, director de investigaciones - Movilidad y 5G, IDC

Como ahora los empleados están abandonando sus oficinas fijas y recintos corporativos debido a los confinamientos a causa del COVID-19 y a las indicaciones de quedarse en casa, quien trabaja desde casa necesita más que nunca una conectividad confiable y de alta calidad. Pero lograr el éxito en esta "nueva normalidad" tan cambiante requiere tener en cuenta mucho más que tan solo conectar a dichos empleados mediante email y navegación por Internet. Las mejoras en el desempeño de la conectividad 5G pueden dar lugar no solo a la conectividad básica sino que también la plataforma de lanzamiento para casos de uso que optimizarán la productividad, mejorarán la satisfacción de los clientes y ampliarán el acceso a los talentos. Pero en vez de planteárselo como algo ambicioso y a futuro, ¿de qué manera algunos de estos casos de uso de 5G se dan en la realidad actual? 

Hoy por hoy, cada vez son más los empleados que realizan sus actividades laborales desde su casa de manera regular, ya sea en una habitación convertida en oficina, desde la mesa de la cocina o incluso a los pies de la cama de sus hijos mientras supervisan su educación a distancia. Para algunos empleados, sus trabajos siempre existieron fuera de los límites de una conexión corporativa tradicional. Independientemente de su ubicación física desde donde se cumplen sus responsabilidades a nivel laboral, el acceso a las herramientas corporativas y una funcionalidad cada vez mejor son elementos escenciales en pos de la productividad de los empleados.

Ahí es donde la conectividad 5G entra en escena. La tecnología celular de última generación está preparada para redefinir nuestro concepto del desempeño de la conectividad y lo que hacemos con ella, a través de grandes avances en el desempeño del ancho de banda, la latencia y la densidad de conexión. A pesar de los contratiempos provocados por la pandemia de COVID-19, el 2020 se encontró con que la variante de banda baja de la escala 5G presentaba similitudes con la cobertura a nivel nacional por parte de los tres proveedores principales de EE. UU. Sin embargo, como la mayoría de los empleados que trabajan desde sus hogares y en forma remota cuentan con acceso a banda ancha cableada o servicio celular ubicuo, el servicio 5G es simplemente otro tipo de conexión, ¿cierto? Para nada. La conectividad 5G se encuentra en los comienzos de un recorrido evolucionario que dará lugar a casos de uso futurísticos e innovadores. Aunque este recorrido lleve tiempo, hay algunos casos de uso de 5G que impulsarán el espectro multibanda en cuanto al alcance y la profundidad que se necesita para generar un impacto a corto plazo en el desempeño y la productividad laboral desde el primer momento.

Seguridad y conectividad corporativa 5G para los trabajadores remotos. 

A principios de 2020, muchas empresas se vieron forzadas implementar la opción de trabajo desde casa de manera prácticamente instantánea. El éxito de dicho cambio fue posible por el hecho de que la gran mayoría de los empleados ya contaban con una conexión de ancho de banda en sus casas, lo que les permitió acceder a los recursos de la empresa en la que trabajaban. Pero ahora que las empresas han hecho frente a esa trasformación inicial del espacio de trabajo y pueden relajarse y pensar de manera estratégica, no tiene mucho sentido que el peso de la carga en cuanto a la conectividad recaiga en los empleados. Procurarles a los empleados el ancho de banda personal es sinónimo de competencia. El trabajo se disputa los recursos de conectividad con la educación y el ocio. ¿A quién no le ha pasado estar en una videoconferencia con un cliente y que esta presente interferencias porque en otras habitaciones de la casa se está participando de clases de educación a distancia o se está reproduciendo contenido de Netflix sin parar, lo cual nos consume recursos de la red doméstica? Más allá de los problemas relacionados con el desempeño, depender de la conexión personal de los empleados deja a las empresas expuestas a mayores riesgos de seguridad. Tan solo pregúntate: ¿cuántos empleados realmente cambiaron la contraseña de su enrutador Wi-Fi al instalarlo en su domicilio?

Para aquella empresa progresista que busca una conexión secundaria de alta calidad para que los empleados le den un uso netamente corporativo, utilizar un servicio de acceso móvil fijo (FWA) 5G para así poder ofrecer esa conectividad dedicada a la empresa resulta atractivo por diversos motivos. En primera medida, puede aligerar la carga de movilización y reducir los plazos, ya que no habrá necesidad de esperar a que un técnico especializado en instalaciones se presente para establecer una conexión física secundaria. Y, a medida que el servicio 5G avanza y se expande la cobertura, el servicio de acceso móvil fijo está cambiando notablemente a un modelo de autoinstalación, lo cual reduce aun más los tiempos para ponerse en marcha. Además, con el personal dispersado, elegir proveedores de la tradicional banda ancha cableada significa tener que tratar con varios distribuidores, dependiendo de la cobertura que ofrezca cada uno. La posibilidad de trabajar con un único proveedor trae como resultado una experiencia de instalación más consistente, tanto para el empleado como para la empresa, y es posible que incluya descuentos por grupo. Finalmente, trabajar con un proveedor de servicio FWA 5G para la oficina en casa de los empleados significa que estos podrán establecer protocolos más robustos para asegurar el acceso a la red corporativa. No más enrutadores Wi-Fi con la contraseña "12345".

Una mayor eficiencia en el trabajo de campo.

Otro caso de uso prometedor de la conectividad 5G tiene que ver no con el empleado que trabaja desde su casa, sino con el empleado móvil que va de un lado a otro para llevar a cabo sus actividades laborales. Algunos técnicos encargados de reparaciones ya cuentan con acceso a una funcionalidad de RA básica a través de una conexión LTE, pero una conexión 5G de alta fidelidad puede permitir y optimizar la experiencia a gran escala, lo cual traerá como resultado reparaciones con una mayor celeridad, menos errores y menos tiempo en el sitio. Con un smartphone o tablet con capacidad 5G y eventualmente gafas de RA, un técnico subalterno sin demasiada experiencia con ciertos equipos o que presenta dificultades para solucionar un problema, puede sacar provecho de los protocolos de reparación basados en el reconocimiento de imágenes y transmitir fotografías de alta resolución para capturar evidencia. El rendimiento de una conexión 5G, inclusive en bandas de menor espectro, permite activar la funcionalidad "lo que veo" para un servicio "experto a demanda" mediante el cual un empleado experimentado puede proporcionar una orientación virtual al personal subalterno que se encuentra realizando trabajos in situ dentro del área de servicio.

5G-Comienza ahora para aprovechar los beneficios desde el primer momento y sienta las bases para lograr avances en el desempeño comercial a futuro; es lógico que uno tenga la vista puesta en los casos de uso de 5G que son prometedores, ideales y futuristas, pero faltan años para que sean viables a nivel comercial. De todos modos, es importante no pasar por alto que la conectividad 5G ya está aquí y que las empresas pueden comenzar a aprovecharla para mejorar sus operaciones de movilidad laboral. Invertir en la conectividad 5G básica ahora sienta las bases para innovaciones adicionales y una transformación digital que beneficiará a las empresas en los próximos años.

¿En qué punto del recorrido de movilidad laboral se encuentra tu empresa? ¿Y en comparación con otros miembros de la industria? Completa la evaluación del índice de movilidad laboral de IDC para obtener un análisis a medida con el fin de optimizar los resultados comerciales en el mundo pos COVID-19.

¿Deseas conocer aún más tendencias, opiniones e historias de éxito?
Explora nuestro hub de Perspectivas para empresas