5 trucos relacionados con tu crédito personal que pueden mejorar la calificación crediticia de tu empresa

Nikki Winston

Un buen crédito comercial es una de las claves más importantes del éxito de un emprendedor. El crédito comercial representa la capacidad de endeudamiento de una compañía y brinda al emprendedor la posibilidad de obtener cosas por encima de su efectivo disponible actual. Por ejemplo, puedes usar crédito comercial para obtener tarjetas de créditos para la compañía, tasas favorables en préstamos empresariales y líneas de crédito con tiempo adicional para pagar existencias o suministros. Como resultado, los emprendedores que mantienen un buen crédito comercial pueden cosechar los beneficios de tener acceso al capital necesario para realizar inversiones.

Cuando el crédito comercial se vuelve personal.

Es posible que los nuevos propietarios de empresas encuentren difícil establecer su crédito comercial, especialmente quienes no tengan antigüedad suficiente para satisfacer pautas de aprobación de créditos. En la mayoría de los casos, los prestadores requerirán información financiera más confiable antes de dar su aprobación a una solicitud de crédito. Esa consideración adicional a menudo se refleja en una garantía personal. Una garantía personal es cuando los propietarios de la compañía deben proporcionar información financiera personal, incluyendo informes de crédito. Si tu crédito personal es deficiente, sin embargo, será más difícil obtener líneas de crédito para una empresa, especialmente para una empresa nueva o con historial de crédito limitado.

Una buena calificación de crédito comienza con un promedio de 720. A este nivel, tienes buenas posibilidades de que te aprueben para muchas tarjetas de crédito y tasas de préstamo favorables. Calificaciones en el rango de los 600 pueden ser aprobadas pero con tasas de interés más altas e incluso pueden ser rechazadas. La tasa de interés más alta representa el mayor riesgo de incumplimiento de pago para el prestamista según tu perfil de crédito.

Si tu calificación crediticia no es la que desearías tener, la buena noticia es que puedes resolverlo. Si bien el crédito comercial es diferente del crédito personal, son muy similares en la forma de mantenerlos. Estos son cinco pasos prácticos que puedes seguir ahora para mejorar tu crédito personal y comercial.

1. Minimiza la utilización del crédito.

Una gran parte de tu calificación de crédito se basa en cuánto debes en crédito renovable. Si tienes una tarjeta de crédito con una línea de crédito de $5,000 y un saldo de $2,000, quiere decir que estás usando 40% de tu crédito disponible o que tienes 40% de utilización de crédito.

¿Cuál es la utilización ideal? Algunos dicen que el 30%, otros dicen que 50%, pero mi recomendación es el 10% para ver los beneficios máximos en tu calificación de crédito. Una utilización de crédito alta implica que dependes demasiado de las tarjetas de crédito para manejar tus gastos. Tu calificación de crédito puede variar en 50 puntos o más según cuánto crédito disponible tengas. Es por eso que es importante pagar tus facturas a tiempo. De hecho, paga tus facturas temprano.

2. Paga tus facturas temprano y con frecuencia.

Mucha gente paga sus tarjetas de crédito en la fecha de vencimiento que aparece en el resumen. No obstante, puedes mejorar tu calificación crediticia pagándolas antes de la "fecha del ciclo", que es, por lo general, unos días antes de la fecha de vencimiento.

Entonces es cuando tu compañía de tarjeta de crédito informa tu saldo a las agencias crediticias. Sea cual sea el saldo de tu resumen en esa fecha es lo que aparecerá en tu informe crediticio de ese mes. El objetivo es minimizar el saldo informado a la agencia de crédito, lo cual minimiza tu utilización y puede agregar puntos a tu calificación crediticia. A su vez, esto incrementa las posibilidades de que te aprueben un crédito para tu empresa. ¿Entiendes cómo funciona?

3. Resuelve deudas que pasaron a cobranzas.

Tener deudas impagas en tu informe de crédito es perjudicial para tu calificación crediticia. Las cuentas que pasaron a cobranzas resultan de saldos vencidos que los acreedores consideran no vas a pagar. Entonces, venden la cuenta a una agencia de cobros externa que tratará de hacer que pagues el saldo. Resolver cuentas en cobranza es una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar tu crédito.

Si tienes cuentas en cobranza en tu informe de crédito, comunícate con el acreedor original primero. Es posible que te dirija a la agencia de cobros, que podría estar dispuesta a eliminar la cuenta a cambio del pago. Otros informarán la cuenta como "resuelta" o "pagada en su totalidad" pero no la eliminarán. De cualquier modo, una deuda en cobranza pagada se ve mucho mejor que una impaga a la hora de solicitar un crédito.

4. Diversifica tu perfil de crédito.

Es una manera elegante de decir que tengas diferentes tipos de créditos. Tener una variedad de créditos a plazos (como hipotecas y planes de autos) con líneas renovables (como tarjetas de crédito) muestra a los prestamistas que puedes manejar diferentes situaciones de crédito. La combinación de crédito también se tiene en cuenta en tu calificación crediticia, pero no en tanta medida como el historial de pago o la utilización de crédito.

5. Corrige errores en los informes de crédito.

Consulta tu informe de crédito periódicamente para asegurarte de que todo es correcto. Cosas como errores de ortografía en tu nombre, direcciones incorrectas o saldos equivocados pueden tener un impacto negativo en tu calificación crediticia. Cuando encuentres un error, puedes disputarlo a las tres principales agencias de informes de crédito: Equifax, Experian y TransUnion. Si se corrige la información en uno de tus informes, puedes compartir esa actualización con las otras agencias de informes de crédito para que tengan documentación complementaria para respaldar (y posiblemente acelerar) la resolución de tu disputa.

También puedes obtener un informe crediticio gratuito cada año en annualcreditreport.com y solicitarlos directamente a las agencias de crédito. Cada opción te da acceso en tiempo real a tu informe de crédito.

Establecer un buen crédito personal y comercial puede parecer abrumador pero, con estos pasos, estarás encaminado a tener un crédito excelente.

Acerca del autor.

Nikki Winston es una mamá que trabaja, es contadora pública certificada y presentadora del podcast The WERKin' Mommas, donde comparte consejos de negocios, asesoramiento profesional y las alegrías y frustraciones de ser una madre. Contáctala en los medios sociales @NikkWinstonCPA

¿Te interesa conocer otros recursos Magenta Edge?
Ver más

¿Estás interesado en T-Mobile Para Empresas?

1-877-590-4728