Tiempo y estrategia para pequeñas empresas: cómo tener ambas cosas.

Pequeño negocio: estrategia y tiempo. Cómo tener ambos.

Planeamiento estratégico para los propietarios de pequeñas empresas significa dedicarle tiempo a una estrategia y ganar tiempo a partir de ella.

Hay una relación interesante entre estrategia  y tiempo.

Por un lado, una estrategia requiere que le dediques algo de tiempo. Por otro lado, el tener una estrategia te hace ganar tiempo. Y el tiempo es el recurso más valioso que tenemos.

En este artículo, hablaremos sobre cómo desarrollar la estrategia de tu pequeña empresa, por qué y cómo trazar estrategias y cómo invertir tiempo para ello ahora para ahorrarte tiempo más adelante.

¿Qué es una estrategia?

En pocas palabras, estrategia es asegurarte de que tus objetivos, acciones y recursos coincidan. ¿Qué es lo que deseas lograr este año? ¿Cuál es tu objetivo? ¿Qué necesitas hacer para alcanzarlo? ¿Y qué necesitas tener para lograrlo? Es necesario que todo coincida y sea coherente.

Dedicar tiempo y luego recuperarlo.

Si te estás preguntando si tu pequeña empresa necesita una estrategia, la respuesta es . Empresas y organizaciones de todo tipo necesitan una estrategia. ¿Por qué? Porque tener una estrategia, y seguirla, te llevará adonde deseas ir de manera más eficiente.

Aquí es donde entra en juego lo de recuperar el tiempo. Si trabajas de manera más eficiente, eso significa que realizas tareas más importantes en menos tiempo. Seguir una estrategia te ahorra tiempo porque te ayuda a identificar y dedicarte a lo más importante, no solo lo urgente.

Y si estás concentrado en lo que realmente importa para alcanzar tu objetivo, en lugar de en tareas menos importantes pero más evidentes y que te roban tiempo, descubrirás que tienes más tiempo para pensar de manera estratégica.

Está muy bien decir que es importante dedicarle tiempo a desarrollar una estrategia para tu pequeña empresa. Pero encontrar el tiempo para hacerlo puede ser sorprendentemente difícil. Una encuesta entre 10,000 ejecutivos sénior señaló que 97% opina que la conducta de liderazgo más importante es crear estrategias.1 Sin embargo, otra encuesta muestra que 96% de los líderes opinan que no tienen tiempo para ello.1 De modo que, si te cuesta encontrar el tiempo para desarrollar una estrategia, no estás solo.

¿Recuerdas esas tareas menos importantes pero más evidentes y que te roban tiempo? Son las que te mantienen muy ocupado. Y estar muy ocupado parece y se siente productivo. Pero si eres capaz de romper el vínculo mental entre la idea de "estar muy ocupado" y "ser productivo", puede ocurrir algo muy bueno. Comienzas a recuperar algo de tu tiempo.

Maneras de crear estrategias.

Una vez que hayas encontrado el tiempo para pensar estrategias, estas son algunas de las maneras de desarrollarlas.

Prueba pensar acerca de tu empresa en diferentes grados de granularidad. Comienza con una gran vista panorámica y luego acércate de a poco hasta un primer plano detallado. La vista panorámica te da una visión integral del panorama general, necesaria para detectar patrones, interdependencias y relaciones de causa-efecto. El primer plano te muestra los detalles precisos. Intenta ver ambas perspectivas y desarrolla la capacidad de alternar entre una y otra con fluidez.

Otras dos maneras de desarrollar estrategias eficaces para tu pequeña empresa son a través del pensamiento divergente y convergente. El sitio web ceo.com lo explica de esta forma: "el pensamiento divergente imagina el futuro, cualquier posibilidad, en cualquier dirección y se aparta deliberadamente de lo convencional sin aplicar críticas ni evaluaciones; el resultado es una abundancia de ideas, incluso descabelladas". 2

"El pensamiento convergente limita las opciones a una o más elecciones favoritas a través de análisis, críticas, lógica, discusiones y razonamientos; las posibilidades menos atractivas son eliminadas para poder elegir y crear un camino hacia adelante". 2

El pensamiento divergente es un excelente ejercicio para determinar tus metas; es decir, el objetivo de tu empresa. El pensamiento convergente te ayuda a reflexionar sobre maneras y medios: las acciones y los recursos que se necesitarán para alcanzar el objetivo.

El planeamiento estratégico de tu pequeña empresa es esencial para alcanzar el éxito, de modo que dedícale tiempo a crear tu estrategia. Además, tómate el tiempo de revisar tu estrategia con regularidad para asegurarte de que siga siendo relevante y de que todavía estás siguiéndola. Y recuerda que la estrategia te pagará en esa moneda tan valiosa: el tiempo.

¿Te interesa conocer otros recursos Magenta Edge?

¿Te interesa T-Mobile Para Empresas?

855-398-5225