T-Mobile está preparando el camino con tecnología hoy para los autos conectados del mañana.

Por Dave Sullivan

Dave Sullivan trabajó para Ford y Panasonic Automotive y se desempeñó como analista de la industria automotriz en AutoPacific ofreciendo perspectivas a los medios, líderes ejecutivos y una gran diversidad de interesados del sector. Es un formador de opiniones y aparece con regularidad en The Wall Street Journal, USA Today, Automotive News y muchas otras publicaciones de nivel mundial. Su experiencia también incluye haber iniciado una nueva unidad de negocios para Boyd Corporation con soluciones de gestión térmica para baterías de vehículos eléctricos, inversores, transformadores y cargadores integrados. Actualmente lidera iniciativas colaborativas con proveedores y fabricantes de equipos originales (OEM) para promover y desarrollar el uso de plásticos ligeros.

¿Quién quiere un auto con tecnología obsoleta? Nadie.

Es 2009. Viste una buena oferta en el periódico para comprar un coche nuevo. Visitas al concesionario y compras tu nuevo auto. Estás encantado de que tu nuevo auto tenga un puerto USB para enchufar tu iPod con conector de 30 pines para escuchar esa nueva canción de Lady Gaga. Tu auto también cuenta con un reproductor de CD, pero ¿para qué querrías usarlo si el iPod puede almacenar miles de canciones?

Avanzamos hasta 2021. Todavía tienes el mismo auto. Ya no tienes ese iPod con conector de 30 pines porque se volvió obsoleto. Tus CD están guardados en una caja que no ves desde hace años. Parece que tu auto se desvaloriza cada día debido a las limitaciones del hardware. ¿Quién quiere un auto con tecnología obsoleta? Nadie.

La antigüedad promedio del auto en la calle es ahora de 12.1 años. Mientras la industria automotriz se enfrenta a significativos cambios en lo relacionado a autonomía, electrificación y conectividad, los diseñadores de productos deben mantener a los accionistas satisfechos durante el proceso de desarrollo y al mismo tiempo lograr que el vehículo siga siendo rentable. La conectividad puede producir mucha información útil durante la vida del vehículo para el fabricante de equipo original (OEM) y mejorar la satisfacción del cliente mucho más allá del período de garantía.

Los OEM vienen implementando una nueva tecnología para el espacio automotriz durante los últimos años denominada actualizaciones por aire (OTA). Esta nueva capacidad permitirá ventajas sustanciales a la hora de ahorrar costos para los OEM y así mismo prolongará y maximizará el valor (¡y el disfrute!) del vehículo para los clientes. A medida que esté disponible en más vehículos, ayudará con la fiabilidad predictiva, permitirá actualizaciones de firmware y añadirá nuevas funciones y mejoras de seguridad para ayudar en caso de colisión. La conectividad OTA requerirá que los autos cuenten con módulos de telemática actualizados. Asociarse con el operador de red móvil equivocado podría significar que los propietarios de coches y los clientes se pierdan las últimas mejoras traídas por la conectividad OTA, lo que comprometería la experiencia general del usuario o requeriría costosas actualizaciones.

Esta nueva capacidad permitirá ventajas sustanciales a la hora de ahorrar costos para los OEM y, así mismo, prolongará y maximizará el valor del vehículo para los clientes.

La mayoría de los OEM han tenido que enfrentarse a unidades de control de telemática que se volvieron obsoletas debido a los cambios en las redes celulares, mucho antes de que el vehículo llegara al final de su vida útil. Esto dio como resultado clientes que, de repente, tenían características que ya no funcionaban y muchos de ellos se disgustaron bastante. Los módulos de telemática obsoletos también pueden ocasionar que se necesiten módulos de reemplazo, lo que generaría un costo adicional para el cliente y podría provocar frustración si el OEM no elige un proveedor de red móvil que haya trazado un camino a largo plazo definido para la evolución de su red.

He aquí un ejemplo: digamos que la compañía automotriz ABCar usó AT&T para brindar el servicio de telemática a toda su flota. ABCar fabrica un auto conectado hoy, en 2021, pero no podrá usar el nuevo espectro de banda C de AT&T, que supuestamente mejorará drásticamente su cobertura y velocidad, dado que todavía no será implementado. Si ese nuevo auto conectado de 2021 no puede aprovecharlo hoy, no lo hará en 2033 tampoco, 12.1 años después. Parece como si, para algunos proveedores, 5G fuera casi un elemento secundario a la hora de considerar cambios en la red y qué efecto pueden producir en un socio OEM, tal como ABCar.

Los consumidores dan la conectividad por descontada y cualquier interrupción de esa conectividad adictiva puede dañar el valor residual y la imagen de la marca.

¿Cuándo fue la última vez que viste un reproductor de DVD en el asiento trasero de un ato nuevo? Es raro hoy en día. ¿Y qué tal un reproductor de CD? No. Los datos móviles abrieron las puertas para que los fabricantes de automóviles permitan a los ocupantes hacer streaming de películas y de música, precalentar el auto desde su teléfono, actualizar el firmware de su módulo celular e incluso llamar al 911 si se activan los airbags. Los consumidores dan la conectividad por descontada y cualquier interrupción de esa conectividad adictiva puede dañar el valor residual y la imagen de la marca. Los consumidores no cambiarán de auto con la frecuencia que cambian sus teléfonos. La oportunidad de brindar satisfacción a ese cliente puede mejorar muchísimo si su auto funciona como estaba previsto, incluyendo que todas las características sigan funcionando tan bien como cuando el auto era nuevo y que pueda agregar nuevas funciones con el tiempo a través de actualizaciones OTA.

Dado que la tecnología sigue avanzando más rápido que las regulaciones gubernamentales, los OEM deberían seguir suponiendo que habrá más control por parte del gobierno federal.

La conectividad de los vehículos seguramente les ahorrará a los OEM bastante tiempo en el futuro con el nuevo reglamento de la NHTSA que requiere que los OEM reporten mensualmente los choques de auto que involucren vehículos con sistemas avanzados de asistencia al conductor. Con más de 16,000 choques a diario en los EE. UU., la conectividad será esencial para obtener la información necesaria en el momento oportuno. Dado que la tecnología sigue avanzando más rápido que las regulaciones gubernamentales, los OEM deberían seguir suponiendo que habrá más control por parte del gobierno federal. Los OEM deberían incorporar una estrategia celular sólida para poder hacer lugar a estas exigencias dentro de dos, tres y hasta diez años en el futuro. Quienes tengan que lidiar con equipo obsoleto en los vehículos o con redes móviles en la última etapa de su vida útil podrían tener dificultades para cumplimentar de manera oportuna futuras exigencias de la NHTSA.

T-Mobile diseñó muchas mejoras de la red en los últimos 8 años que han tenido un impacto real en el rendimiento de la red en la carretera.

Al mirar los planes a largo plazo de lo tres principales proveedores de servicios móviles del país, pareciera ser una carrera ajustada, a primera vista. Si profundizamos un poco, se vuelve evidente que es T-Mobile quien marca el ritmo en el sector. ¿Cómo ocurrió esto? ¿Cómo hizo T-Mobile para ser tan competitiva de repente?

T-Mobile diseñó muchas mejoras de la red en los últimos 8 años que han tenido un impacto real en el rendimiento de la red en la carretera. La fusión con Sprint también permitió a T-Mobile utilizar todo el espectro celular que Sprint tenía pero nunca implementó. Una gran porción de esa herencia de Sprint es del tipo que nos gusta a todos: rápida. Esto preocupó tanto a uno de nuestros competidores que se gastaron más de $50 mil millones para tratar de alcanzarnos, pero todavía no lo logran. Por ejemplo, si estás planeando un viaje por carretera y quieres tener cobertura 5G, ¿a quién vas a elegir?

T-Mobile está listo hoy para mantener a los clientes con autos conectados satisfechos durante muchos años por venir, sin riesgo de obsolescencia. La disciplina de la que hizo alarde T-Mobile para implementar una red de manera lógica y organizada debería inspirar confianza en quienes toman las decisiones en los OEM en cuanto a que están haciendo lo mejor por sus clientes a largo plazo. Esta no es la T-Mobile con la que creciste. Saluda a la nueva T-Mobile, que acentúa el aspecto "móvil" de su nombre.

Llama al 833-784-1609 o visita nuestro sitio web para encontrar más información sobre cómo T-Mobile Para Empresas está haciendo posibles más soluciones para vehículos conectados.

¿Deseas conocer aún más tendencias, opiniones e historias de éxito?