Fraude y spam

Estafa electrónica

¿Qué es una estafa electrónica?

La estafa electrónica es uno de los métodos mediante los cuales los ladrones recopilan tu información, incluyendo información financiera o de cuentas, como nombre de usuario y contraseña, número de Seguro Social, fecha de nacimiento, PIN de cajeros automáticos o información de la tarjeta de crédito, y la usan para cometer fraudes u otros delitos. 

Si bien la mayoría de estas estafas se llevan a cabo mediante correos electrónicos fraudulentos, también se realizan por teléfono, mensajes de texto SMS ("SmiShing") o correo postal. Con frecuencia el objetivo de estos correos electrónicos fraudulentos es crear un sentido de urgencia al consumidor solicitándole que tome acción inmediata. Por ejemplo, pueden solicitarle a los clientes que "actualicen inmediatamente la información de sus cuentas para evitar la cancelación de las mismas" o que "paguen de inmediato saldos vencidos de sus cuentas siguiendo un enlace web". Puede parecer que estos correos fraudulentos provienen de compañías legítimas, incluso aquellas con las que normalmente realizas operaciones comerciales. A menudo incluyen logotipos de la compañía o institución que parecen ser auténticos, enlaces Web y gráficos que te harán creer que son solicitudes legítimas de información personal.

 

¿Qué puedes hacer para protegerte?

T-Mobile nunca te solicitará que "confirmes" o "verifiques" información personal confidencial en un correo electrónico no deseado.

Si recibes un correo electrónico sospechoso aparentemente enviado desde T-Mobile: 

  • No lo respondas ni abras los archivos adjuntos. Comunícate directamente con T-Mobile y asegúrate de que el correo electrónico sea legítimo.
  • No hagas clic en ninguno de los enlaces Web que se incluyen en el correo electrónico, incluso si parecen ser genuinos, ni tampoco reveles información personal que te pueda solicitar el correo.
  • Comunícate con el equipo de privacidad de T-Mobile al privacy@T-Mobile.com y envía una copia del correo electrónico de modo que podamos investigarlo. Si se utiliza el nombre o la marca de nuestra compañía para obtener información personal de manera fraudulenta, actuaremos agresivamente para detener esas actividades.

Al igual que T-Mobile, la mayoría de las compañías reconocidas no te enviarán correos electrónicos ni se comunicarán contigo por otros medios para solicitarte información personal confidencial. Infórmate sobre las políticas y las prácticas de las demás compañías con las que operas y no confíes en pedidos de información que no hayas solicitado. Como es probable que los intentos de estafa por correo electrónico continúen, es importante que siempre pienses dos veces antes de brindar información personal en correos electrónicos.

Si crees que has sido víctima de una estafa por correo electrónico, debes presentar tu reclamo en http://www.ftc.gov y luego visita el sitio Web de Robo de identidad FTC en http://www.ftc.gov/idtheft  para conocer cómo minimizar el riesgo de daño por robos de identidad.