Asistencia ASISTENCIA
¿Acabas de unirte a T-Mobile? Cambiarse es fácil Configura tu dispositivo Cómo usar la app Centro de transferencias Sprint Todo sobre cómo comenzar Formas de pagar tu factura Todo acerca de tu factura Permisos de la línea Tu T-Mobile ID Tu PIN/código de acceso Todo sobre recursos de la
cuenta
Red T-Mobile SMS y Wi-Fi durante el vuelo Llamadas Wi-Fi Roaming internacional Mobile Without Borders Todo sobre red y roaming Encuentra el plan ideal Netflix por cuenta nuestra Planes hotspot Correo de voz Usa el Hotspot móvil Todo sobre asistencia de planes Tutoriales Resolución de problemas Desbloquear tu dispositivo Cambia tu tarjeta SIM eSIM de T-Mobile Todo sobre asistencia para
dispositivos
Obtén T-Mobile para Empresas Facturación y pagos Administra tu cuenta Pedidos y compras Regístrate en Account Hub Todo sobre asistencia para
empresas

Si bien a todos nos gusta permanecer conectados y dejar nuestros teléfonos encendidos, puedes mejorar su rendimiento solo con reiniciarlo al menos una vez a la semana.

 

Beneficio para la red

  • De vez en cuando, los teléfonos pueden perder la conexión con la red T-Mobile, al igual que tu computadora en ocasiones pierde la conexión con la red inalámbrica.
  • El reinicio hace que el teléfono tenga que volver a conectarse, lo que puede ayudar con problemas de red y conectividad.

Beneficio para el software

  • El rendimiento del teléfono también se beneficia al limpiar la memoria. En general, las aplicaciones continúan ejecutándose en el fondo, lo que puede provocar la descarga, lentitud y calentamiento de la batería, y otros conflictos.
  • El reinicio puede limpiar la memoria, aplicaciones y conflictos.

Beneficios adicionales

  • La batería se agota
  • Problemas con las llamadas
  • Calor
  • Señal baja o inexistente
  • Problemas de poca memoria (errores que obligan a cerrar, errores de memoria, colapsos, congelamiento)
  • Problemas con mensajes
  • Datos lentos
  • Conectividad de llamadas Wi-Fi

¿Te fue útil?