Las tecnologías que ayudan a los supermercados a operar de manera más eficiente han evolucionado hasta convertirse en una ventaja competitiva en el mundo digitalmente conectado de la actualidad.

Desde soluciones dirigidas al consumidor, como los pedidos por Internet y la recogida en la acera, hasta tecnologías que facilitan la eficiencia de la cadena de suministro y ayudan a gestionar los inventarios, los minoristas de alimentos y sus clientes están migrando a un entorno cada vez más digitalizado.

"Los supermercados deben adoptar la transformación digital de aprovechar la tecnología para satisfacer mejor las necesidades del consumidor cambiante en la actualidad", dijo Ryan Taylor, asesor del segmento de la industria de T-Mobile. "Tienen que ser capaces de determinar cómo satisfacer las diferentes demandas de los consumidores desde las mismas cuatro paredes en las que les han ofrecido una experiencia anteriormente".

El rápido crecimiento del comercio electrónico de alimentos durante los últimos años ha puesto de manifiesto la importancia de la conectividad de red. Después de un aumento de las compras por Internet en 2020 durante la pandemia de COVID-19, el comercio electrónico de alimentos se ha mantenido fuerte, con ventas de $8 mil millones en septiembre de este año, cuatro veces más que hace dos años, según las investigaciones de la consultora Brick Meets Click.

El crecimiento de las ventas de comercio electrónico refleja la importancia que ha adquirido el comercio minorista omnicanal para el éxito del canal de alimentos. Para satisfacer esta demanda se requiere una conectividad de red confiable para ayudar a las personas que retiran pedidos y se desplazan por la tienda con dispositivos móviles, por ejemplo, así como tecnología para asistir con el cumplimiento de pedidos, como casilleros inteligentes y sensores de ubicación para la recogida en la acera.

El comercio electrónico también ha puesto a prueba la gestión del inventario, ya que los minoristas se apresuraron para ofrecer entregas en el mismo día y una experiencia de compra de "pasillo interminable" para competir con los especialistas en comercio electrónico de canal exclusivo.

Además, abundan las oportunidades de expansión futura de los pedidos por Internet en los entornos minoristas, a medida que los consumidores "nativos digitales" más jóvenes maduran y ganan poder adquisitivo. Estos consumidores se han acostumbrado a pedir comida a restaurantes a través de un sitio web o una app móvil, por ejemplo, y los minoristas que quieran competir tendrán que ofrecer capacidades similares.

Según el informe The Power of Foodservice at Retail 2021 de FMI - The Food Industry Association, el 62% de los consumidores afirma que usaría una app de servicios de alimentos específica de un supermercado.

"Esta realidad da un mayor empuje a los minoristas de alimentos para aprovechar el comercio electrónico como medio para impulsar las ventas de los servicios de alimentos y la satisfacción del cliente", dijo FMI en la entrada de un blog publicada recientemente.

En medio de las intensas presiones del mercado laboral actual, la tecnología ofrece soluciones que mejoran la productividad de los empleados y permiten que los trabajadores se concentren en ofrecer funciones de servicio al cliente de valor añadido.

Mejorar la productividad.

La tecnología también está ayudando a los minoristas de alimentos a operar sus tiendas de manera más eficiente mediante la automatización de innumerables funciones y la reducción del tiempo dedicado a completar hojas de cálculo y documentación. En medio de las intensas presiones del mercado laboral actual, la tecnología ofrece soluciones que mejoran la productividad de los empleados y permiten que los trabajadores se concentren en ofrecer funciones de servicio al cliente de valor añadido.

Los dispositivos de autofacturación y las capacidades de pago móvil son tecnologías que permiten ahorrar en mano de obra y que también pueden aportar comodidad a la experiencia de los clientes, por ejemplo, mientras que otras tecnologías trabajan entre bambalinas.

Las soluciones automatizadas para la cadena de suministro que se basan en el acceso a los datos en tiempo real, como la gestión predictiva del inventario y los robots que revisan las condiciones de los productos en existencia y alertan a los asociados de la tienda para que llenen los estantes, están ayudando a los minoristas de alimentos a resolver los desafíos críticos del inventario. Además, el control automático de la temperatura, los controles de iluminación con sensores de movimiento y la señalización digital de los precios también son cada vez más habituales.

Una red 5G confiable facilitará el acceso en tiempo real a los datos, que se están convirtiendo rápidamente en el alma de las operaciones minoristas del futuro y están en el centro de la toma de decisiones inteligentes.

Todas estas innovaciones, que a menudo trabajan mano a mano con el IoT, dependen de una red confiable y potente, de baja latencia y gran ancho de banda.

Y lo que tal vez sea más importante, una red 5G confiable facilitará el acceso en tiempo real a los datos, que se están convirtiendo rápidamente en el alma de las operaciones minoristas del futuro y están en el centro de la toma de decisiones inteligentes. El análisis de datos puede mejorar todo, desde la selección del lugar y la distribución de la tienda hasta la captación de clientes y la sostenibilidad. El trazado de mapas de calor del flujo de clientes y la recopilación de análisis de tráfico a pie, por ejemplo, pueden ayudar a la hora de tomar decisiones de comercialización.

"Se necesita una conectividad confiable ahora más que nunca para poder ofrecer todos los diferentes servicios y satisfacer las necesidades de una empresa hoy en día", dijo Taylor de T-Mobile.

A medida que el comercio minorista sigue evolucionando para volverse más omnicanal y digital, la próxima era del comercio minorista será impulsada por una red que conecte la experiencia de compra y servicio física y digital.

La infraestructura antigua perderá la capacidad de soportar de forma confiable todos los servicios de los que dependen cada vez más los minoristas de alimentos para dirigir sus tiendas en el entorno actual, dijo.

A medida que el comercio minorista sigue evolucionando para volverse más omnicanal y digital, la próxima era del comercio minorista será impulsada por una red que conecte la experiencia de compra y servicio física y digital, explicó Taylor.

"Con una red 5G confiable y expertos que entienden los desafíos únicos y diversos de la industria minorista, T-Mobile Para Empresas es el principal proveedor de movilidad de red que puede ayudar a las empresas a manejarse en la nueva era del comercio minorista y ofrecer las mejores soluciones para su negocio", dijo.

Para obtener más información acerca de las soluciones para comercio minorista de T-Mobile Para Empresas, haz clic aquí.

¿Deseas conocer aún más tendencias, opiniones e historias de éxito?
Explora nuestro hub de Perspectivas para empresas