Comunidad

Blog invitado: la pasión que nos motiva en el T-Mobile Changemaker Lab

16 de octubre de 2019 (Solo en inglés)
Una ganadora del Desafío Changemaker de T-Mobile 2018, Colleen DeGuzman, de South Texas Ideas, habla sobre empoderar a jóvenes del Valle del Río Grande, en Texas, para que compartan sus ideas con el mundo

El Desafío Changemaker de T-Mobile es un programa inédito que reúne a jóvenes visionarios de distintos lugares de Estados Unidos para que compartan sus pasiones sobre cómo convertir el mundo en un lugar mejor y los anima a ejercer el liderazgo mediante la acción.  En el taller, que dura tres días y se lleva a cabo en la sede de la compañía en Bellevue, Washington, los jóvenes innovadores reciben ayuda para propulsar sus ideas al próximo nivel. 

El Desafío Changemaker celebra ahora su segundo año, y la convocatoria de 2019 se acaba de cerrar con un 29% de aumento en inscripciones (e ideas geniales) con respecto al primer año en las tres categorías del programa: medioambiente, educación y tecnología. Próximamente: en noviembre se seleccionarán y se anunciarán los 10 ganadores de cada una de las tres categorías. ¡No te lo pierdas!

Mientras tanto, compartimos aquí algunos comentarios de una de las seis ganadoras de 2018, A. Colleen DeGuzman de South Texas Ideas, una organización que empodera a jóvenes del Valle del Río Grande, en Texas, para que compartan sus ideas sobre el mundo.

 
Ganadoras del Desafío Changemaker, Adrienne Piando y A. Colleen DeGuzman, de South Texas Ideas

South Texas Ideas (también conocida como STXi) ha ocupado un lugar en mi corazón desde que mi socia, Adrienne Piando, y yo la pusiéramos en marcha en 2017 para dar voz a los jóvenes. Se trata de una organización dirigida por estudiantes con distintos proyectos enfocados en los estudiantes; cada año celebramos un Festival de Ideas en el que alentamos a entablar conversaciones sobre cultura, comunidad e identidad. Además, fomentamos nuestro orgullo por el lugar que nos vio nacer, el Valle del Río Grande, en la región más meridional del país.

STXi se dedica a empoderar y recordar a la población joven predominantemente hispana del Valle del Río Grande que sus ideas importan. 

En el Valle del Río Grande viven adolescentes que crecieron en una región donde se solapan dos países; allí se educa a sus habitantes para que tengan un corazón lo suficientemente grande como para aceptar dos culturas como propias. Sin embargo, la grandeza de este lugar tan extraordinario se ha visto eclipsada por una serie de visiones negativas sobre nuestra región.

Nuestro hogar se ha encontrado en el foco mediático del país por motivos que se escapan de las manos de sus habitantes: la separación de familias, la guerra contra las drogas, las tasas de obesidad.  Vemos que la constante atención negativa de los medios de comunicación de fuera de la región ha ensombrecido la enorme bondad y espíritu de este rincón de nuestro país.

South Texas Ideas alienta a los estudiantes a cuestionarse sus ideas y les ofrece una plataforma para que desarrollen sus propios proyectos y así puedan convertir en realidad el cambio que quieren ver.  Creemos en el poder de los jóvenes y les damos responsabilidades que les permiten desarrollar sus dotes de liderazgo. Trabajamos con adolescentes que albergan sueños para su comunidad; de hecho, entre las personas que conocí en el Changemaker Lab se encontraban algunos de los soñadores más valientes que he conocido en mi vida.

Entre las personas que conocí en el Changemaker Lab se encontraban algunos de los soñadores más valientes que he conocido en mi vida

Después de escuchar las historias de otros jóvenes y ser testigo de su pasión por sus propias organizaciones, volví a casa sintiéndome inspirada y esperanzada. Conectarme con otros jóvenes innovadores que ahora considero mis amigos me permitió ganar confianza en mi generación, ya que ahora sé que esas personas de distintos lugares del país están luchando por el mundo en el que sueñan vivir. 


Desde que estuve en Changemaker Lab, STXi ha liderado muchos proyectos comunitarios, entre los que se incluye un podcast llamado “Wrong Chat”, que sirve como plataforma para que los estudiantes puedan debatir sobre cuestiones sociales como la inmigración o el control de armas. Para el nombre del podcast nos inspiramos en esa sensación tan extraña que tienes cuando por accidente le envías un mensaje de texto a la persona equivocada: así es como se sienten muchos adolescentes cuando hablan sobre temas candentes, ya que creen que no hay lugar para ellos en esas conversaciones. Con nuestro podcast, STXi aspira a normalizar un diálogo más profundo entre los jóvenes, para conseguir una generación más activa y consciente. 


Además, nos hemos asociado con la Universidad de Baylor para el programa  Texas Hunger Initiative (Iniciativa contra el Hambre en Texas), una iniciativa centrada en lograr un acceso igualitario a alimentos saludables en el estado.  Los miembros de STXi representaron a la gente de nuestra región y participaron en la parte del proyecto dedicada a fotografía participativa, con fotos que revelan el problema de escasez de alimentos que se sufre en Texas. Las fotografías seleccionadas se imprimieron y se publicaron, se expusieron en exposiciones de arte, e incluso formaron parte de un proyecto de intercambio artístico con estudiantes de la India.

Si bien es importante describir la influencia de nuestra organización, en Changemaker Lab descubrí que hablar desde el corazón siempre dejará una mayor huella que hacer la presentación perfecta. Cuando pienso en el día en que hicimos nuestra presentación, recuerdo el momento en el que, después de acabar de hablar, la sala se quedó en silencio durante un segundo. Entonces miré a Adrienne, que tenía los ojos empañados por las lágrimas, igual que yo: en ese preciso momento entendí que la gente responde a las historias auténticas. Por eso ahora, al presentar STXi a un posible patrocinador o al contarle una idea nueva a un amigo, sé que lo más importante es entender cuál es el motor que impulsa lo que estamos haciendo. 

Cuando en agosto pasado estábamos preparando nuestra presentación, nos pidieron que respondiéramos a una simple pregunta: "¿Por qué haces esto?". Sentada en el suelo alfombrado de la sede T-Mobile, rodeada de jóvenes innovadores vestidos de color magenta, la primera respuesta que atiné a escribir en mi libreta fue: “Porque la gente del Valle del Río Grande se lo merece”.

Puedes leer el artículo completo de DeGuzman  aquí. A continuación, encontrarás videos de los otros tres equipos ganadores, donde se responde la pregunta candente: “¿Dónde están ahora?”

 

Urban Beet

 

Standing Tall

 

 


Copper Cuties