Trabajar con inteligencia: cómo las redes 5G están llevando la IA a un nuevo nivel.

Te damos la bienvenida a la era de la inteligencia. Empresas de todo tipo y tamaño se están preguntando cómo pueden usar IA para trabajar con más inteligencia, recortar costos y mejorar las experiencias para sus clientes y empleados. Ahora, combinada con el 5G, la IA puede ser una fuerza transformadora incluso mayor: piensa en las posibilidades como robots que trabajen codo a codo con humanos en una fábrica o analítica de video que identifique problemas de seguridad antes de que los trabajadores ingresen a un área peligrosa.

Lectura en 6 minutos

ASPECTOS DESTACADOS

● Cuando la IA tiene el poder del 5G, las empresas tienen información más rápida que genera una mayor eficiencia operativa y resultados más prósperos.

● Los modelos de aprendizaje profundo pueden ayudar a los fabricantes con el mantenimiento predictivo, ayudar a los minoristas con el inventario e incluso recomendar tratamientos a investigadores médicos.

● ​​​​​​​La tecnología 5G tiene más ancho de banda para compartir datos con modelos de IA que permitirán acceder a información más valiosa.

La conectividad y la IA tienen una relación simbiótica. A medida que la tecnología móvil sigue avanzando, más cosas —sensores, dispositivos, personas— pueden conectarse y dar la pauta de lo que se viene. La tecnología 5G tiene más ancho de banda para compartir datos con modelos de IA que permitirán acceder a información más valiosa. Cuando la IA se combina con la informática de borde de acceso múltiple (MEC), los sistemas automatizados pueden reaccionar a cambios casi en tiempo real, gracias a la baja latencia del 5G. Juntas, la tecnología 5G y la IA abren todo un mundo nuevo de posibilidades donde las empresas pueden tomar mejores decisiones más rápido.

¿Qué tiene de diferente el 5G y por qué es importante?

Ahora ya se pueden enviar datos a través de una red 5G a velocidades aproximadamente 3 veces más rápidas que con 4G/LTE, velocidades que seguirán creciendo a medida que la tecnología 5G avance. Pero para poder crear sistemas sensibles, la latencia es igual de importante. La latencia es el tiempo de transmisión para un paquete de datos que se envía de un punto a otro. Cualquier demora en conectividad puede ralentizar un sistema, lo que hace que sea poco práctico implementar aplicaciones como robots industriales o vehículos de guiado automático (AGV) que necesitan reaccionar de inmediato a cambios en su entorno, por ejemplo, bajando la velocidad o deteniéndose cuando haya un humano presente.

El 5G y el IoT combinados pueden conectar más usuarios y dispositivos que el 4G/LTE. Esto es esencial para tener un IoT masivo, un entorno donde miles o incluso millones de cosas estén conectadas y compartiendo datos. #5GHQ

La latencia es fundamental para casos de uso con tecnología 5G para los que el grupo de normas 3GPP ha designado características de diseño específicas para comunicaciones ultrafiables de baja latencia (URLLC). La idea es que las URLLC se usarán para aplicaciones de IoT críticas que tienen requisitos de confiabilidad y latencia estrictos, como vehículos autónomos y robots industriales, ambos impulsados por IA.

El 5G también tiene considerablemente más capacidad que las generaciones anteriores de conectividad celular. Con más acceso a espectro de radio, el 5G y el IoT combinados pueden conectar más usuarios y dispositivos que el 4G/LTE. Esto es esencial para tener un IoT masivo, un entorno donde miles o incluso millones de cosas estén conectadas y compartiendo datos.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Trabajador de la construcción sostiene una tablet mientras opera un dron frente a él

CERCA DE CERO

Llevamos la latencia de 5G al límite.

Robots en la línea de ensamblaje de una fábrica

¿QUÉ ES URLLC?

Aportamos gran confiabilidad al IoT crítico.

Hombre de negro con herramientas trabajando en un brazo robótico

INDUSTRIA 4.0

Cómo IoT y 5G están transformando la producción.

¿Qué cambia todo esto en la manera en que las empresas pueden usar IA?

El mundo empresarial ya está usando IA en la nube desde hace varios años. Preparados con más puntos de datos que los que un humano podría consumir, y mucho menos comprender, los modelos de aprendizaje profundo están haciendo pequeños descubrimientos y fundamentando grandes perspectivas en todas las industrias. La IA está ayudando a los fabricantes a predecir cuándo hace falta hacer mantenimientos de las maquinarias, diciendo a los minoristas qué productos se venderán mejor y revelando a los investigadores médicos qué tratamientos son los más eficaces.

Con la alta capacidad y ancho de banda que posibilita 5G, los modelos de IA pueden procesar conjuntos de datos complejos obtenidos de más fuentes que nunca. Estos son algunos ejemplos de cómo se podría usar en diferentes industrias.

Porcentaje de compañías que actualmente usan 5G para la innovación de productos:


48%

usó IA en 2022

60%

planea usar IA en 20231

Fábricas inteligentes que operan con automatización.
En la planta, docenas de robots conectados por 5G sin cables pueden deambular de una línea de producción a otra, levantar objetos pesados y elegir las partes adecuadas. Una flota de AGV puede trasladarse por la fábrica o entre diferentes espacios sin chocarse entre sí o no topar a trabajadores humanos. Cientos de miles de cámaras pueden monitorear el ensamblaje de un producto y compartir sus datos combinados con modelos de IA en un servidor perimetral para reconocer automáticamente defectos u otros problemas de calidad.

Vale la pena mencionar que algunos sistemas industriales pueden usar IA en el dispositivo, por ejemplo, un brazo robótico equipado con un chip especial para visión de máquina. En estos casos no hay necesidad de tener conectividad para ejecutar la IA en el dispositivo en sí, aunque probablemente se quiera enviar datos a la nube para actualizar el modelo de IA. No obstante, en un entorno conectado con 5G se puede aprovechar el uso de modelos de IA para analizar datos de todos los dispositivos, máquinas y robots de una fábrica para identificar nuevas eficiencias y calibrar operaciones según sea necesario.

Obras de construcción más seguras y protegidas.
En el ámbito de la construcción, cada obra es un entorno de trabajo único y dinámico. La tecnología 5G puede ayudar a trazar zonas de peligro en el lugar de trabajo o facilitar el monitoreo por video en tiempo real y así detectar cambios en el clima que podrían afectar un proyecto. Se pueden usar bots especializados para inspeccionar lugares de difícil acceso o peligrosos para los humanos. Al conectar prácticamente todo, el 5G también puede facilitar el uso de visión artificial impulsada por IA para monitorear equipos, detectar intrusiones o robos, o hasta ver si los trabajadores están usando sus equipos de seguridad.

Transporte comercial más eficiente.
Con una flota de vehículos comerciales conectada con 5G que comparten datos sobre las condiciones del tráfico y las carreteras a la nube, la IA puede ayudar a optimizar sus rutas prácticamente en tiempo real, reduciendo a su vez los tiempos de viaje y costos de combustible. Pronto podríamos tener flotas autónomas dirigidas por IA que alivianen la carga de los choferes comerciales, quienes básicamente podrían convertirse en operadores remotos. Para esto se necesitaría una cantidad enorme de dispositivos que transfieran datos a un centro de operaciones, algo que la tecnología 5G podrá manejar sin problemas. Los camiones sin conductor pueden aumentar la capacidad del sistema al operar las veinticuatro horas y completar una mayor cantidad de envíos en menos tiempo.

Mejores resultados de salud para pacientes.
En el sector de salud, tener la información correcta puede influir en la calidad de atención médica de los pacientes. El 5G y la IA ayudarán a implementar el Internet de las cosas médicas (IoMT) donde se recopilen y analices datos sobre funciones vitales, conducta del paciente, uso de dispositivos y mucho más. Los proveedores pueden intervenir y modificar tratamientos, lo que evitará visitas al departamento de emergencias y hospitalizaciones. A largo plazo, los datos recopilados por dispositivos compatibles con 5G se pueden enviar a modelos de IA para ayudar a los investigadores a reconocer tendencias y anomalías, y para que los proveedores puedan tratar a los pacientes más rápido.

Médica mira una tablet con información en un resumen del estado de salud del paciente en la pantalla

Para entrenar a un modelo de IA y enseñarle a tomar decisiones se necesitan de cientos a millones de puntos de datos. Pero la IA puede mejorar todavía más con tiempo y experiencia. Al enviar nuevos datos a modelos, las empresas pueden refinar y mejorar todavía más su toma de decisiones.

Por ejemplo, los minoristas pueden mejorar sus estrategias de comercialización basado en el interés de los clientes según las mediciones de analítica de video, o las ciudades inteligentes pueden manejar mejor el tráfico al monitorear tendencias en intersecciones muy concurridas.

Dos fuerzas poderosas que están cambiando la manera en que vivimos y trabajamos.

Cuando se combinan las fuerzas de la conectividad y la inteligencia, podemos aprovechar tecnología que genere información más profunda y nos ayude a actuar más rápido. Para el comercio, esto equivale a beneficios permanentes como mayores eficiencias operativas, entornos laborales más seguros y un rendimiento más estable, por nombrar algunos.

Descubre más recursos 5G.

¿Listo para comenzar a construir tu futuro 5G?

1-833-349-0677