Aprovechar la conectividad para mitigar las disparidades en salud.

Contenido relacionado.

Una profesional médica observa las imágenes cerebrales de un paciente en un monitor de gran tamaño.

Prioridades de gastos en software de atención médica en conectividad digital.

La atención virtual está transformando los flujos de trabajo en la atención médica, la documentación clínica, la experiencia y el compromiso de los pacientes e incluso la infraestructura.

Ejecutivos de un hospital y profesionales médicos se reúnen en una sala de conferencias.

Desafíos para el personal sanitario: el principal problema de los ejecutivos de hospitales.

La retención de la fuerza laboral es una prioridad importantísima en el sector de la atención médica. La conectividad puede ayudar a los nuevos talentos y a los veteranos con acceso a experiencia y recursos a pedido.

Una pareja de personas mayores asiste a una cita de telesalud desde la mesa de la cocina.

Abordar el consumismo de atención médica con conectividad.

En 2021, la American Telemedicine Association situó la conectividad en lo más alto de su marco jerárquico para abordar las disparidades en salud.

Dr. Christine Gall, especialista en atención de la salud

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) definen las disparidades en salud como "diferencias prevenibles en la carga de enfermedades, lesiones, violencia u oportunidades para alcanzar un estado de salud óptimo que sufren las poblaciones socialmente desfavorecidas".¹

Datos y cifras

¿Qué son disparidades en salud?

Las disparidades en salud pueden ser causadas por una variedad de factores entre los cuales se encuentran la pobreza, el entorno, acceso inadecuado a servicios médicos, hábitos y desigualdades educativas.

Algunos ejemplos de disparidades en salud en los EE. UU.:

  • Personas hispanas y latinas y personas negras no fueron hospitalizadas con COVID-19 entre marzo de 2020 y junio de 2021 en una proporción 2.8 veces mayor que las personas blancas no hispanas, según la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de los EE.UU. (GAO).²

  • En julio de 2021, las tasas de mortalidad por COVID-19 para personas indígenas de Estados Unidos / nativas de Alaska fueron 2.8 veces más altas que las de personas blancas.

  • Según la GAO, en 2018, la tasa de mortalidad por diabetes ajustada por edad fue de 49.7 muertes cada 100,000 para personas negras, en comparación con 40 por cada 100,000 para personas indígenas de Estados Unidos / nativas de Alaska y blancas (24.8/100,000).

 

Acceso a la salud

Telemedicina y disparidades en salud.

En 2021, la American Telemedicine Association (ATA) organizó el grupo asesor del CEO en relación con el uso de telemedicina para eliminar disparidades y desigualdades. Su objetivo es propiciar un marco y una hoja de ruta para abordar las disparidades en telesalud.
 
Como señala el grupo: "las disparidades en salud no son simplemente diferencias en resultados de la salud. Representan importantes diferencias en qué herramientas y recursos están a disposición de quiénes y cuándo".³
 
El marco que crearon toma la forma de una pirámide con la Conectividad en la cima, seguida de:
  • Asequibilidad

  • Educación para la salud y alfabetización digital

  • Competencia estructural
  • Inclusión
  • Historia, cultura, confianza y antirracismo estructural

La ATA plantea que "desde la cima de este marco, la conectividad es el medio por el cual las personas pueden acceder, mediante modalidades digitales, a servicios que de otro modo no estarían a su alcance. La conectividad abarca necesariamente todas las facetas de las interacciones digitales de los individuos: acceso a un dispositivo, servicio y velocidad de conexión suficiente".

La brecha digital

Iniciativas para mejorar la conectividad.

Las investigaciones aportan cada vez más evidencias de que una de las barreras para la atención de la salud es la falta de acceso a Internet: la brecha digital en atención de la salud, que tiene efectos negativos en la salud de las personas. El equipo de trabajo Connect2HealthFCC de la Comisión Federal de Comunicación (FCC) de EE. UU. determinó que "una solución prometedora puede encontrarse en un cambio de paradigma que reconozca que la banda ancha tiene un papel más directo y relevante como determinante social de la salud, que hasta podría considerarse un "superdeterminante" de la salud".⁴

La iniciativa para promover la conectividad de banda ancha como determinante social de la salud trabaja para sentar las bases para que se reconozca a la conectividad de banda ancha como determinante de salud.

Sus objetivos son formar políticas y programas de la FCC, vigentes y futuros; respaldar el interés en todos los noveles del gobierno para aprovechar la banda ancha para mejorar la salud de la población y la equidad en materia de salud; promover proyectos con agentes interesados del sector público y privado; promover más investigaciones en el área y "fomentar la innovación competitiva en el sector de tecnología de la información para la salud en cuanto a banda ancha como determinante social de la salud".

El Programa de Descuento para Internet⁵ de la administración Biden, parte de la Ley de Empleo e Inversión en Infraestructura de 2021, ofrece a los grupos familiares hasta $30 al mes para servicios de Internet de alta velocidad y un descuento único de $100 en dispositivos.

Pero la banda ancha no es el único factor para reducir las disparidades en atención de la salud. En 2022, un panel del MedCity INVEST en Chicago⁶ determinó que el acceso a un dispositivo móvil o Internet residencial económico son factores adicionales a considerar para la igualdad digital en materia de atención de la salud. Hay otras soluciones que también pueden ayudar a reducir las disparidades en materia de salud, tales como el uso de instalaciones no médicas, como bibliotecas, para ofrecer a los residentes acceso a servicios de telesalud.

Beneficios de la conectividad

La conectividad pude ofrecer un considerable retorno de la inversión.

La conectividad mejorada no resolverá todos los problemas que causan las disparidades en salud. Y es posible que determinar el ROI en conectividad digital para atención de la salud sea difícil. Novant Health, con sede en Winston-Salem, NC, utilizó seis factores para calcular⁷ su ROI y, después de invertir en diferentes tecnologías digitales, informó:
  • Experiencias de pacientes mejoradas: 90% en puntaje de satisfacción de pacientes

  • Personalización que mejoró las interacciones de los pacientes

  • Mejora en los cobros: aumento de 13% en cobros, equivalente a $30 millones anualizado
  • Incremento en compromiso que llevó a incremento en los cobros
  • Aceleración de efectivo: disminución de 43% en períodos de cobro
  • La participación digital, que incluyó un aumento de 94% en pagos digitales, 87% de cobros resueltos a través de autoservicio, capacidades de autoservicio de los pacientes mejoradas y menores costos de cobranzas.

 

La conectividad mejorada puede tener amplias repercusiones al mejorar el acceso a tratamientos médicos a través de telemedicina, mejorar el acceso y la calidad de la educación para la salud y fortalecer las conexiones sociales y la seguridad de la comunidad. Todo con un ROI significativo basado en una amplia variedad de métricas de calidad.

Para obtener otras perspectivas sobre los beneficios de la conectividad digital y equidad en la atención de la salud de la Dra. Christine Gall, visita T-Mobile Para Empresas - Atención de la salud.

Acerca del autor:

Dra. Christine Gall.

Dr. Christine Gall, especialista en atención de la salud

La Dra. Christine Gall es líder en atención de la salud desde hace más de 30 años. Como enfermera, ejerció su profesión en entornos de atención hospitalaria, ambulatoria y domiciliaria, lo cual le permitió adquirir conocimientos sobre la continuación de la atención. La Dra. Gall ha diseñado e implementado varios programas clínicos destinados a abordar las deficiencias en los servicios y la atención a pacientes marginados.

Las credenciales académicas de la Dra. Gall incluyen una licenciatura en ciencias de University of Wisconsin-Milwaukee, una maestría en administración de atención de la salud de Lubar School of Business Administration de University of Wisconsin-Milwaukee, y un doctorado en liderazgo en salud pública de University of Illinois, Chicago. Su tesis, financiada por el Estado de Ohio, trató sobre las pandemias masivas. La Dra. Gall es Green Belt de Six Sigma y tiene una certificación en análisis de negocios de Wharton School of Business de University of Pennsylvania.

 

Hablemos.

855-502-1392