Cómo establecer crédito para un pequeño negocio: una lista de verificación.

Nikki Winston

¿Eres propietario de un pequeño negocio y necesitas establecer tu crédito? No estás solo. Muchas empresas comienzan sin historial de crédito y, con el alto costo de los préstamos y la dificultad a la hora de conseguir aprobación para nuevas líneas de crédito, puede ser difícil comenzar.

Estos son algunos pasos que puedes seguir para establecer un sólido perfil de crédito para tu empresa.

1. Crea una entidad comercial aparte.

El primer paso para establecer tu crédito comercial es crear una entidad comercial diferenciada de ti. Puedes formar una compañía de responsabilidad limitad (LLC), una sociedad o una corporación. Establecerla como compañía independiente puede proporcionar cobertura de responsabilidad personal a los propietarios en caso de que algo salga mal, como por ejemplo, ante una demanda contra la empresa. Por ejemplo, si formas una LLC y demandan a la empresa, los activos del negocio serían incluidos en la demanda, pero tus bienes personales, tales como tu hogar, auto o ahorros de jubilación no lo estarían.

2. Obtén un número de identificación tributaria comercial federal​​​​​​​ (EIN).

Un número de identificación tributaria comercial federal​​​​​​​ o EIN es un número único de 9 dígitos que está vinculado a tu empresa por el IRS. Es como un número de seguro social para tu empresa. Al abrir una cuenta bancaria o solicitar un crédito, el prestamista probablemente te pedirá el número de identificación tributaria comercial federal​​​​​​​. Los propietarios de empresas pueden obtener un número EIN siguiendo las instrucciones en el sitio web del IRS. Una vez que completes la solicitud, tu número de EIN está disponible para su uso inmediatamente.

3. Abre una cuenta bancaria comercial.

Es altamente recomendable abrir una cuenta bancaria separada para tu empresa. Esto es para que puedas hacer un seguimiento de los gastos de tu empresa y asegurarte de no mezclar transacciones comerciales y personales. Uno de los requisitos de la ley de sociedades anónimas es no mezclar tus transacciones comerciales y personales. Por ejemplo, no deberías pagar cosas de la empresa con tu cuenta corriente personal ni viceversa. Eso implicaría que tu LLC no es realmente una entidad aparte. Si tienes fondos mezclados y te demandan, podrías perder la protección adicional de los bienes que proporciona una LLC y tus bienes personales podrían estar en riesgo ante una demanda.

4. Establece líneas comerciales que generen crédito.

El siguiente paso es establecer al menos una línea de crédito. Las empresas nuevas pueden comenzar a construir crédito abriendo líneas de crédito comerciales (también llamadas cuentas "Net 30") con distribuidores. Estas líneas de crédito te permiten comprar cosas ahora y pagarlas más tarde, por lo general, dentro de 30 días. Los insumos de oficina, dispositivos electrónicos y materiales de comercialización son líneas de crédito comercial comunes que los propietarios de empresas pueden abrir para establecer un historial de pago positivo.

Consulta con tus proveedores para saber a qué agencias de créditos reportan los historiales de pago. Si bien es bueno tener líneas de crédito comerciales, si la actividad de tu línea de crédito no se informa a las agencias de crédito, no te ayudará a mejorar tu crédito comercial.

5. Solicita una tarjeta de crédito comercial.

Una tarjeta de crédito comercial es una excelente manera de administrar tu flujo de efectivo. Si necesitas comprar cosas para tu empresa y el proveedor no ofrece una línea de crédito, puedes usar tu tarjeta de crédito comercial. También puedes usarla para cubrir compras hasta que generes suficiente efectivo. Hay muchas tarjetas de crédito que ofrecen recompensas, rebajas e incentivos para propietarios de pequeños negocios. Al abrir una cuenta bancaria comercial, tu institución financiera también podría ofrecerte tarjetas de crédito. Es importante recordar que las tarjetas de crédito comerciales deben usarse con prudencia y pagarse puntualmente. Los cargos por pago atrasado y otros gastos pueden acumularse si no están administrando bien tus gastos y afectar negativamente tu crédito comercial, y personal, si tuviste que aportar una garantía personal a la cuenta. Las tarjetas de crédito comerciales no son para uso personal, son una forma de establecer una línea de crédito renovable adecuada a una empresa en crecimiento. Para comenzar a constituir tu crédito comercial puedes formar una entidad, obtener un número EIN, abrir una cuenta bancaria para la nueva compañía y establecer líneas de crédito y de compra con tus proveedores. Una vez que hayas establecido un historial de crédito, es posible que tu empresa sea elegible para préstamos más grandes que se pueden usar para ampliar o mejorar la empresa. Esto puede incluir capital para publicidad, existencias, compra de equipamiento y más.

Por otra parte, los propietarios de pequeños negocios controlan su historial de crédito comercial con regularidad y reportan cualquier error a las agencias de crédito. Una gestión adecuada es clave cuando se trata de mantener un buen crédito comercial. Además, conocer las opciones que tienes disponibles podría ayudarte a obtener la aprobación más rápido y con menos trabas en el camino.

Establecer crédito como nuevo emprendedor no tiene por qué ser complicado; simplemente sigue estos pasos para mantener todo bajo control. ¿Deseas conocer aún más detalles acerca de cómo establecer crédito para tu empresa? Baja el libro electrónico de Magenta Edge, A Step By Step Guide on Establishing Business Credit, para encontrar más sugerencias prácticas.

 

Acerca del autor.

Nikki Winston es una mamá que trabaja, es contadora pública certificada y presentadora del podcast The WERKin' Mommas, donde comparte consejos de negocios, asesoramiento profesional y las alegrías y frustraciones de ser una madre. Contáctala en los medios sociales @NikkWinstonCPA

¿Te interesa conocer otros recursos Magenta Edge?

¿Estás interesado en T-Mobile Para Empresas?

1-877-590-4728