Asistencia ASISTENCIA
¿Acabas de unirte a T-Mobile? Cambiarse es fácil Configura tu dispositivo Cómo usar la app Centro de transferencias Sprint Todo sobre cómo comenzar Formas de pagar tu factura Todo acerca de tu factura Permisos de la línea Tu T-Mobile ID Tu PIN/código de acceso Todo sobre recursos de la
cuenta
Red T-Mobile SMS y Wi-Fi durante el vuelo Llamadas Wi-Fi Roaming internacional Mobile Without Borders Todo sobre red y roaming Encuentra el plan ideal Netflix por cuenta nuestra Planes hotspot Correo de voz Usa el Hotspot móvil Todo sobre asistencia de planes Tutoriales Resolución de problemas Desbloquear tu dispositivo Cambia tu tarjeta SIM eSIM de T-Mobile Todo sobre asistencia para
dispositivos
Obtén T-Mobile para Empresas Facturación y pagos Administra tu cuenta Pedidos y compras Regístrate en Account Hub Todo sobre asistencia para
empresas

Descubre qué puede producir que un teléfono se caliente y qué hacer si esto ocurre. 

Antes de empezar

Antes de seguir los pasos que se detallan más abajo, verifica lo siguiente:

  Estás usando la batería que vino con el teléfono

  Cerraste todas las aplicaciones abiertas y reiniciaste el teléfono

  El teléfono no está conectado al cargador cuando está totalmente cargado

  Quitaste la funda, base o cubierta del teléfono

 
Cuándo un teléfono tibio a levemente caliente es normal
 

Si el teléfono se siente solo tibio/levemente caliente en estas situaciones, eso es normal.

  • Apps en ejecución en segundo plano
  • Al cargar
  • Al descargar aplicaciones, datos, etc.
  • Juegos
  • GPS en uso
  • Las fundas de los teléfonos no dejan salir el calor
  • Pantalla encendida
  • Streaming de video o audio
  • Chat con video
 
Sugerencias para reducir el calor
 
  1. Retira la funda/cubierta del dispositivo y observa si esto hace que se enfríe.
  2. Desconecta el cargador si el teléfono está totalmente cargado.
  3. Cierra las apps en ejecución en segundo plano.
  4. Cierra las aplicaciones y pestañas del navegador que no estés usando.
  5. Desinstala las aplicaciones que hayas descargado antes de que comience el problema.
  6. Desactiva las conexiones de red que no estés usando
  7. Reduce el límite de tiempo de la pantalla.
  8. Retira la batería (si es extraíble), verifica si hay algún daño, polvo, etc. y vuelve a colocarla.
  9. Si el problema continúa, prueba con una batería alternativa.
 
¿Todavía necesitas ayuda?
 
  • La mayoría de los teléfonos cuentan con una función de protección que hace que se apaguen si se calientan demasiado.
  • Para obtener más ayuda, visita Dispositivos, selecciona el tuyo y navega hasta el procedimiento específico.
  • Si tu teléfono se calienta tanto que no puedes sostenerlo, contáctanos o visita una tienda para que uno de nuestros Expertos en Servicio Móvil lo revise.

¿Te fue útil?