Los estafadores harán de todo para obtener acceso a tu información. Por ejemplo, podrían intentar ingresar a tu cuenta por Internet (como por ejemplo a tu cuenta de T-Mobile, cuenta bancaria o cuenta de email) usando contraseñas obtenidas de otra fuente (por ejemplo, una filtración de alguna otra de tus cuentas en Internet). Del mismo modo, podrían intentar obtener la contraseña directamente de la potencial víctima o del proveedor de la cuenta a través de diferentes técnicas tales como: